Diseño avanzado del producto

Administración térmica GU10/MR16 


Tecnología de disipación térmica de Mitsubishi que permite tener una óptima gestión térmica.

La gestión térmica eficiente determina la confiabilidad del producto y su vida útil. La salida de luz disminuye a medida que aumenta la temperatura operativa, de modo que la gestión térmica es indispensable para el buen rendimiento de los LED.

 

El sistema de enfriamiento con flujo de aire y disipador térmico exclusivo de Mitsubishi permite realizar la gestión térmica de forma muy eficiente, disminuyendo la temperatura en 20 % en comparación con los disipadores comunes lo cual permite que sea a su vez extremadamente fiable.

El LED GU10/MR16 utiliza una combinación de tecnología LED con microprocesador incorporado y ópticas cortadas con diamante que permite que estas lámparas tengan un efecto halógeno muy atractivo con perfecto control del ángulo.  Esto ayuda a minimizar el derrame de luz y evita la creación de múltiples sombras y el incómodo deslumbramiento que se produce a veces en los reflectores.

El sofisticado disipador térmico con acabado gris mate es muy atractivo y compatible con los artefactos de iluminación comunes.  Sin embargo, su principal atributo es que maximiza la transferencia y la disipación térmica mediante la optimización de su forma y disposición de la aleta para el enfriamiento automático mediante la convección del aire circundante, la conducción por el aire y la radiación.
La fuente de luz individual con el reflector cortado con diamante y las ópticas "fly-eye" proporcionan un ángulo bien controlado y disminuyen el deslumbramiento.

 

Diseño con control térmico optimizado AR111


El AR111 fue desarrollado por Mitsubishi Chemical y pesa solo 100 g. Su forma y sus dimensiones permiten que la lámpara sea físicamente compatible con todos los distintos tipos de artefactos de iluminación AR111, algo que los productos de la competencia no logran sin tener que sacrificar la confiabilidad y el ahorro de energía. El sistema de control térmico especial le permite tener un tamaño compacto, algo que constituye una gran ventaja dado que el LED AR111 tradicional tiene generalmente un diseño de disipador térmico que es muy grande para permitir la sustitución directa con las lámparas halógenas.

Todo el cuerpo de la lámpara está diseñado para ser lo más funcional posible. El reflector de la lámpara está diseñado no solo para controlar la luz sino también para disipar el calor en toda la superficie.  Esto ayuda a que la lámpara tenga una larga vida útil sin necesidad de un disipador térmico adicional.