Medioambiente

Como compañía perteneciente a Mitsubishi Chemical, Verbatim sigue la estricta política medioambiental y de seguridad descrita en el sitio web de Mitsubishi Chemical:

Además, Verbatim ha implementado una serie de medidas adicionales específicas para reducir el impacto que nuestra compañía y nuestros productos tienen en el medioambiente. Con nuestras políticas de eficiencia energética y el uso de materiales ecológicos para la fabricación y el embalaje, seguimos encontrando maneras de mejorar la sostenibilidad de nuestros productos.

Almacén con eficiencia energética

El almacén europeo de Verbatim ha recibido la certificación según las normas internacionales BS OHSAS 18001 e ISO 50001. Con la certificación ISO 50001, cumple con los requisitos nacionales de las Pautas de Eficiencia Energética de la UE, que se implementaron en Alemania a través de la Ley de Servicios de Energía (EDL-G). Todas nuestras fábricas y centros de logística contratados poseen sistemas de gestión ambiental en funcionamiento que cumplen con ISO 14001.

Baja huella de carbono

Como compañía, tenemos el compromiso de seguir un plan para reducir nuestra huella de carbono en todas nuestras operaciones con el objetivo de reducir el impacto provocado sobre el medioambiente en términos de emisiones y consumo de energía. Al incorporar el teletrabajo, el aprendizaje electrónico y extender los servicios de videoconferencias, hemos reducido en gran medida el impacto ambiental del transporte diario al trabajo y de las reuniones internas. Utilizamos un servicio de envíos con emisión neutra de carbono, que incluye el uso de vehículos eléctricos o a gas natural y la compensación de todas las emisiones de transporte que no puedan evitarse.

Carbon Footprint

Embalaje ecológico

Trabajamos junto con nuestros proveedores con el objetivo de usar materiales ecológicos que sean reciclables o estén hechos con materiales reciclados. Estamos reduciendo las cantidades de plástico utilizadas en nuestro embalaje y reemplazándolas con materiales más sostenibles, además de reducir la cantidad de embalaje general siempre que sea posible. Un embalaje más pequeño significa menos envíos, ya que caben más unidades en el mismo espacio.