En Verbatim tenemos muy en cuenta el medio ambiente y por ello nos esforzamos en ofrecer productos que lo respeten. Las pilas alcalinas de Verbatim no contienen mercurio ni cadmio. Además, todos los metales utilizados en nuestras pilas cumplen los criterios dispuestos por la legislación europea relativa a las pilas.

Todas nuestras pilas respetan la directiva ROHS (restricción de sustancias peligrosas). En nuestros paquetes encontrará el distintivo de papelera de reciclaje que muestra que cumplimos con los programas de recogida y reciclaje de las entidades locales europeas.

Las pilas deben separarse de los desechos domésticos, ya sean para reciclar o para otra finalidad especial. Ciertas entidades ofrecen el servicio de recogida o reciclaje de pilas alcalinas. Póngase en contacto con las autoridades locales competentes para obtener información más detallada.

Es importante que no conserve una gran cantidad de pilas alcalinas juntas. Las pilas usadas todavía contienen restos de energía y, al entrar en contacto unas con otras, pueden suponer riesgos para la seguridad.