La elección brillante: el LED

Los LED necesitan mucha menos energía que las bombillas convencionales y no contienen sustancias peligrosas. Hoy los encontramos en prácticamente cualquier dispositivo electrónico. Aunque su popularidad ya tiene varias décadas, hace poco que los LED se han convertido en objetos domésticos y comerciales habituales. La iluminación representa entre el 20 y el 40% del consumo de energía eléctrica de hogares y empresas. Optar por la iluminación LED reduciría este porcentaje hasta el 5%.

Ventajas de los LED:

  • Altos niveles de brillo e intensidad
  • 80% de ahorro de energía
  • Sin mercurio
  • 25 años de vida útil